Así se conserva correctamente el Queso Manchego

‘Quesos Lominchar’ en tu Cocina: las mejores recetas con Queso Manchego (Vol.1)
14 julio, 2020
Ver todo

Así se conserva correctamente el Queso Manchego

Si abrimos la nevera de muchas casas, seguro que todas tienen algo en común: todas cuentas con algún trozo de Queso Manchego. Es un alimento muy habitual en todos los hogares porque gusta mucho y, además, es muy versátil. Vale tanto para una comida o cena, como para merendar o tomar algo de aperitivo.

Sin embargo, muchas veces no sabemos cómo conservar correctamente el Queso Manchego. No debemos olvidar que el Queso Manchego es un alimento que necesita de una conservación concreta y especial, para que sus propiedades de sabor, olor y textura se mantengan siempre en perfectas condiciones.

El Queso Manchego es un alimento muy consumido por su versatilidad y sabor.

Surgen muchas dudas cuando compramos un queso manchego, sea de la variedad y formato que sea. Tranquilidad…aquí os vamos a contar sencillos trucos que harán que el queso os dure mucho más tiempo, como su fuera el primer día.

Como premisa principal, el Queso Manchego debe guardarse en frigorífico, bajo una temperatura de entre los 5-10 grados, y con una humedad del 85-90%. Normalmente, muchas neveras de última generación ya cuentan con cajones y queseras para su conservación. De no ser así, el mejor lugar para tener el queso son las baldas inferiores.

Sin embargo, dependiendo del formato, debemos atender a otras formas de conservación. No es lo mismo un queso entero, que una cuña o cuarto o si lo tenemos ya loncheado.

QUESOS ENTEROS (Grandes, medianos o pequeños)

Si hablamos de un queso entero, os recomendamos que si lo vais a consumir poco a poco, lo más cómodo es que lo compréis en cuñas o cuartos envasados al vacío.

Si se trata de un queso entero y ya lo has abierto, a la hora de refrigerarlo procura cubrirlo con papel film o de aluminio para evitar que se reseque y pierda su textura natural.

En todos los casos, hay que guardarlo en una quesera dentro de la nevera, para impedir que el oxígeno entre en contacto con el queso.

Si tu nevera no dispone de cajón para quesos, estas queseras son muy prácticas porque impiden que el producto se reseque y, así, mantener sus propiedades.

QUESOS EN CUÑAS O CUARTOS

Como os comentábamos antes, las cuñas o cuartos son una forma muy cómoda de comprar y consumir Queso Manchego. Estos formatos vienen ya envasados al vacío, lo que nos permite tenerlo en buen estado. Una vez abiertos, en estos casos, podemos tener recipientes herméticos con forma de cuña que nos permiten guardarlo de forma correcta. En su defecto, también puedes cubrirlo con papel de aluminio, si vas a tardar pocos días en comerlo.

Te recomendamos estas queseras herméticas a la hora de conservar cuñas de Queso Manchego.

QUESOS YA CORTADOS O LONCHEADOS

En muchas ocasiones, compramos el queso en bandejas ya cortado o loncheado; o simplemente hemos cortado queso para una cena o evento especial y nos ha sobrado. En esos casos, la conservación en aceite puede ser una buena opción.

Para ello, prepara un recipiente o tarro que pueda cerrarse herméticamente. Coloca los trozos y cúbrelos con aceite de oliva virgen. Cierra el recipiente y así no entrarán olores ni sabores que modifiquen sus propiedades.

Esta forma de conservación no solo es útil para trozos o lonchas que nos han quedado. También puedes emplearla para trozos más grandes, cuñas o cuartos. El aceite de oliva, pasados uno o dos meses, le dará al queso un sabor delicioso y tendrás mucho tiempo para poder consumirlo.

El aceite de oliva, además de buen conservante natural, le da al queso manchego un sabor especial y delicioso.

Además, recuerda algo importante, si ves que en tu queso aparece moho, no se te ocurra tirarlo. Es algo muy habitual en los quesos, ya que continúa con su proceso de curación. Solo tendrás que cortar esa parte y el resto del queso está en perfectas condiciones.

El Queso Manchego es un alimento muy apreciado por el público y en todos vuestros hogares no debe faltar nunca. Además, ahora que ya conoces estos trucos y secretos de conservación, lo disfrutaréis con todas sus propiedades intactas.

Sabes dónde comprarlo, cómo conservarlo y cómo comerlo. Así que recuerda siempre consumir el mejor Queso Manchego, con Quesos Lominchar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0

Tu carrito